Somos Eugenia y Alejandra

Conoce la papa
Posts Recientes
Please reload

Diabetes Gestacional

 

La Diabetes Gestacional, ocupa el segundo lugar entre las complicaciones más comunes e importantes del embarazo. El riesgo de incidencia de este trastorno, se relaciona directamente con el sobrepeso y la obesidad, en donde la predisposición a la Resistencia a la Insulina y las alteraciones del metabolismo y tolerancia de los carbohidratos que ocurren a modo fisiológico del embarazo, parecen representar factores desencadenantes de cuidado.

Las mujeres que cursan con Diabetes Gestacional durante el embarazo, generalmente desarrollan a la par concentraciones altas de Triglicéridos, Colesterol y en ciertos casos incluso incrementos de la Presión Arterial que comprometen directamente su bienestar propio y del su bebé.

 

Las consecuencias potenciales de la Diabetes Gestacional que afectan a la futura madre y su bebé pueden ser variables y van desde la necesidad de cesárea debido al aumento excesivo de peso en el bebé hasta preclamsia e incluso la muerte.

 

¿Cómo prevenir & Tratar la Diabetes Gestacional?

 

El objetivo principal del cuidado materno es la prevención de cualquier tipo de complicación que en ponga en riesgo de salud a la madre o el bebé. Si ya existen antecedentes de Diabetes Gestacional en embarazos previos, es factible que de no tomar previsiones se repita en embarazos sucesivos. Por ello, el control sobre el incremento de peso Gestacional, de la mano del Ginecólogo y el Nutricionista, así como también el chequeo periódico de la Tolerancia de la Glucosa, Valores de Insulina, Hemoglobina Glicosilada y Ácidos Grasos a nivel sanguíneo, representan pilares fundamentales en el cuidado materno, en pro de garantizar un adecuado control y equilibrio metabólico y hormonal.

 

 En la mayoría de las mujeres modificaciones en la calidad de su alimentación y ajuste en base a necesidades y objetivos particulares, en conjunto a la práctica regular de ejercicio, constituyen la vía principal de control y prevención.

 

Dentro de las principales recomendaciones del Plan de Alimentación resaltan:

  • Consumo adecuado de Fibra a partir de Frutas y Vegetales Enteros o en Trozos, con limitación particular a jugos.

  • Consumo regular de Cereales Integrales, Legumbres.

  • Preferencia en el consumo de Proteínas bajas en Grasas, limitando embutidos y procesados.

  • Inslusión de Grasas de Optima Calidad Nutricional ()Palta, Frutos Secos, Aceite de Oliva, Coco, Bebidas Vegetales a base de estos, etc, limitando frituras, apanados y aceites vegetales ultraprocesados.

  • Consumo limitado de azucares simple, siropes, miel, y cierto tipo de endulzantes con agregados de maltodextrina o dextrosa.

  • Regularización de horarios y tiempos de comida en base a la rutina diaria y hábitos.

 

 

Alejandra Rivero
Nutricionista y Dietista
Asesor de Lactancia Materna OMS-UNICEF
Ig:@nutricionenbalance
Correo: asesorias@nutricionenbalance.com

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS