Somos Eugenia y Alejandra

Conoce la papa
Posts Recientes
Please reload

¿Qué es la exterogestación?

 

Hoy es 25 de Enero y mi hermosa Julieta cumple 9 meses. Es tan loco pensar que hace 9 meses estaba pariendo (que por lo demás siento que fue ayer) y hoy en día mi hija ya quiere gatear. Y se cumplen sus segundos nueve meses, llamados exterogestación.

 

 

Cuando leí por primera vez de la exterogestación mi primer hijo tenía un año. Antes nadie me había hablado de este concepto ni tampoco lo había escuchado pero la ve​​rdad es que algo intuía respecto a la inmadurez con la que nacemos todos los seres humanos, partiendo por la incapacidad para caminar (lo que nos diferencia del mundo animal).

 

La exterogestación es la gestación extrauterina, es el tiempo que necesitamos para terminar de desarrollar el cerebro, que es el que comanda el resto de nuestro cuerpo. ¿Ustedes sabían que nosotros nacemos con el cerebro desarrollado sólo en un 25% debido a que somos bípedos?, razón por la cual el canal de parto se hizo más angosto y por ende el tiempo de gestación se acortó.

 

¿Sabían que los canguros gestan intrauterinamente a sus crías entre 28 y 36 días y luego los llevan en sus bolsas marsupiales otros 8 meses para su maduración y desarrollo? 

 

Luego de este tiempo las crías pueden abandonar la bolsa pero vuelven cada vez que necesiten alimentarse.

Es por esto que el canguro se utiliza como marca o referente a la hora de potenciar el porteo, el contacto piel con piel, las caricias, el movimiento permanente, los besos, calor permanente y la constante disponibilidad.

 

Todo esto para que el cerebro madure como tiene que hacerlo y el bebé se pueda desarrollar de acuerdo con ellos. El querer estar en permanentemente contacto con el cuerpo de la mamá no es un capricho, como se ha entendido a lo largo de los años, es una verdadera necesidad.

 

Ahora entiendo que muchas quejas de mis hijos tienen que ver con la poca madurez que tuvieron extrauterinamente, partiendo por los cólicos que curiosamente se alivian considerablemente cuando pones al bebé en el fular. No hay ninguna agüita de hierba, ni remedio, ni probiótico ni nada que alivie mejor el malestar de los cólicos que el fular.

El sueño es otra señal de maduración. Siempre escucho mamás que están al borde de la locura por ​​el ciclo de sueño interrumpido que tienen sus hijos. Síntoma que socialmente esta etiquetado como “el niño queda con hambre” no es más que un claro grito de mamá quiero estar pegado a ti. Y claro, le pones el pecho y el bebé lo toma no porque tenga hambre, porque al fin tiene contacto piel con piel, escucha el corazón de mamá, siente su calor y sabe que ese es su lugar seguro.

 

La incorporación de los alimentos al quinto mes es, a mi juicio, otro error que muchas mamás cometemos por ni siquiera cuestionarnos si nuestro bebé está preparado, si su sistema digestivo está lo suficientemente desarrollado como para procesar alimentos que no sean leche materna. Y creo que no. Si tuviera un tercer hijo de verdad que no le daría nada hasta por lo menos el séptimo u octavo mes. Entiendo que no siempre es posible porque muchas mamás deben reinsertarse a en sus trabajos, lo cual me parece una locura que sea a los cinco meses y medio (más loco me parece que antes fuera a los tres meses). Todo sería distinto si pudiéramos tener nueve meses completos de postnatal, para acompañar a nuestros bebés en su desarrollo y maduración.

 

Estos son algunos de los síntomas que yo les puedo contar porque lo he vivido con mis hijos. Me imagino que debe haber otros más específicos. Pero el sueño, los cólicos y las alergias alimentarias (que desde mi punto de vista no son alergias si no que es una CLARA señal del cuerpo que habla y dice no soy capaz de procesar este alimento, por favor no me lo des más) son las más comunes.

 

Hoy en día con todos los estudios que se han hecho se concluye que no hay nada que pueda suplir el contacto piel con piel. No hay nada en el mundo que le haga mejor a tu bebé que estar pegada a tu piel las 24 horas del día, los primeros 9 meses de vida. Por eso no hay nada mejor que tener un fular en casa. Creo que todas las que hemos tenido a nuestros hijos piel con piel hemos visto que son sus minutos más tranquilos, plácidos y llenos de amor (miren la cara de la Julieta en la foto que les comparto).

 

Boston, Portman y Kovaks investigadores científicos realizaron un estudio donde determinan que los 9 meses fuera del útero pero pegados al cuerpo de la madre son absolutamente necesarios para completar el desarrollo neurológico. Otro científico de apellido Bergamn realizó un estudio en Zimbawe, en un lugar tan pobre que no habían incubadora​​s, donde la indicación universal para los bebés que nacían prematuro era que estuvieran pegados al cuerpo de la madre todo el tiempo. Los resultados lo impactaron, ya que observó que las mejorías eran más rápidas y notorias que los bebés que si tenían acceso a incubadoras en otras partes del mundo y que los dejaban madurando ahí hasta que estuvieran “listos” para irse con su madre.

 

Aunque sabemos que en la práctica es imposible estar 9 meses pegado a tu hijo, las invito a que puedan hacerlo la mayor cantidad de horas al día. Véanlo como un seguro de vida. Yo siempre lo pienso así: todo el tiempo que le dedico a mis hijos hoy en día,  jugar, abrazarlos, mimarlos, pasearlos, darles de comer, hacerlos dormir, bañarlos, llenarlos de besos, etc. será tiempo ahorrado en neurólogos, psicólogos, psicopedagogos y todos los profesionales dedicados al área de la salud mental. Estar en permanente contacto con tus hijos es la base que como madre puedes ofrecerles para que el día de mañana ellos puedan construir lo que quieran.

 

Yo sé que las mujeres luchamos todo el tiempo con nuestra independencia, nuestra profesión (sentirnos estancadas), nuestro cuerpo, la vida social, el deporte y todo lo que postergamos para dedicarnos un 95% a la maternidad. Pero recuerda que tus hijos serán niños una sola vez en su vida, nosotras tenemos toda la vida para estudiar, trabajar, ir al gimnasio, salir a la fiesta, volver al deporte y a todo lo que anhelamos en momentos en los que queremos mandar todo a la punta del cerro. Así que mucho ánimo, hagan tribu, porteen a sus bebés y traten de darles tiempo de calidad, que estoy segura que es la única receta para que sean niños sanos y felices.

 

Con mucho cariño

Michelle

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS