Somos Eugenia y Alejandra

Conoce la papa
Posts Recientes
Please reload

Cómo conservar Leche Materna

Son varias las razones por las que una madre se puede ver enfrentada a la necesidad de extraer su propia leche para alimentar a su hij@, como por ejemplo:

  • Si por alguna razón mamá tiene que estar alejada del niño por unas horas o incluso días.

  • Niño con algún tipo de dificultad para mamar, prematuros por ejemplo.

  • Reingreso a la vida laboral.

  • Procedimientos médicos de mamá o su hijo, hospitalizaciones, etc.

Existen varias alternativas para alimentar al niño con la leche extraída, puede ser vía sonda (relactador), jeringa, vasito, mamadera, etc.

 

Ante algunos de estos escenarios y preocupada de que lo hagas de manera correcta es que elaboré esta guía de manejo y conservación de leche materna.

 

 

Considera que al ser un 98% bacterias vivas es fundamental ser cuidadoso con su manipulación y conservación.

 

  • Primero que nada siempre te debes lavar de manera adecuada las manos justo al momento antes de comenzar la extracción, todo lo que intervenga en éste proceso tiene que estar limpio (extractor, botellas o bolsas para almacenar, etc.).

  • Usa sólo recipientes adecuados, limpios y aptos para almacenaje de leche materna, en éste punto no es necesario la esterilización, basta con un correcto lavado con agua corriente y jabón, luego dejar secar al aire (usar a la brevedad) para evitar contaminación. 

  • Entonces comenzamos, cómodamente sentada puedes dar un masaje en el pecho para favorecer el reflejo de eyección de la leche, si no estás con tu bebé ayudará una foto o una ropita con su olor y si estás con él o ella sería optimo que extraigas leche de manera paralela a su toma, sino, un extractor doble y eléctrico siempre es un gran aliado imitando este proceso. Continúa extrayendo hasta que el flujo disminuya o sientas que en algunas compresiones sale leche y en otras no, este es el momento de cambiar de pecho o de terminar el proceso.

Una vez extraída mi leche, ¿qué hago ahora?

 

Tenemos 3 alternativas:

  • Conservación a temperatura ambiente.

  • Conservación de la leche materna en el refrigerador.

  • Conservación de la leche en el congelador.

Y una cuarta podría ser la leche transportada desde un lugar (donde se extrajo) hasta un refrigerador o congelador definitivo (casa).

 

Una vez extraída tu leche te recomiendo almacenar en cantidades pequeñas, entre 50 y 100 cc como máximo, de esta forma al descongelar será más fácil lograr la cantidad que tu hijo necesita tomar, recuerda que una vez descongelada, si no se usa, esa leche se tiene que desechar.

Siempre que va al congelador, rotula con plumón permanente el día, cantidad y hora de la extracción para poder llevar un registro claro de los tiempos, en el caso que sean bolsas de almacenaje quita bien él aire.

Elaboré para ustedes una tabla muy simple con los tiempos de duración de la leche materna tanto a temperatura ambiente, refrigerada o congelada.


 

 

Nota: Siempre desechar lo que sobra de la toma de leche conservada (lo que el niño no tomó), independiente del tipo de conservación!!!

* Ideal

 

 

Ésta guía la hice con la finalidad de incentivar, en los casos que sean necesarios, que las mamás logren dar leche materna de cualquier manera o forma, que cuenten con la información clara, actualizada y amigable, no es difícil ni menos complicado sólo es importante ser muy cuidadosos y tener le información necesaria


Los Nunca

  • Nunca conserves tu leche en la puerta del refrigerador, conserva al fondo de éste, donde este menos expuesto a los cambios de temperatura.

  • Los envases de muestra de toma de orina no sirven.

  • No volver a congelar leche descongelada.

  • Envases de vidrio no sirven.

  • No mezcles extracciones con distintas temperaturas.

  • No guardar la leche que sobre de una toma, esa siempre se tiene que desechar.

  • Nunca descongelar al microondas


Notas

  • Puedes mezclar distintas extracciones del día SÓLO si están a la misma temperatura.

  • Al ser descongelada tu leche se puede separar (grasa - suero). Sólo basta remover un poco.

  • Al descongelar la leche pudiese que tu hijo la rechace por el sabor, a veces la lipasa hace de las suyas, en ese caso contacta una asesora para que te guíe.

  • Revisa bien que el cierre de la botella o la bolsa de almacenaje quede perfectament

     

    e hermético.

  • Puedes congelar la leche que tienes conservada en el refrigerador siempre y cuando no supere las 5 horas de extraída.

  • Para descongelar lo óptimo es bajar la leche del congelador al refrigerador, si se necesita más rápido, bastara con colocar la botella o bolsa de leche dentro de un recipiente con agua tibia y remover, este método se utilizara también para entibiar la leche salida del refrigerador.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

  • Instagram - Black Circle
  • Facebook Black Round

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS